Raquetas de nieve

¿Por qué recomendamos un Guía de Montaña para ir con Raquetas?

La importancia de ir siempre acompañado de un Guía de Montaña cuando hacemos Raquetas de Nieve

1.- Las excursiones con raquetas de nieve son una de las actividades donde es más importante la presencia de un guía de montaña, debido a que cuando realizamos excursiones NO hay caminos!! Los caminos de verano están tapados por el espesor de la nieve, lo que hace que no podamos seguir un recorrido determinado. La gran mayoría de excursiones se hacen campo a través, siguiendo itinerarios que deben conocerse previamente.

2.- Para aventurarse a realizar una salida con raquetas de nieve sin un guía, deberíamos tener muy claro el recorrido, los lugares por los que pasamos, los peligros que nos podemos encontrar, la meteorología… Nuestra recomendación es que si vais solos, busquéis circuitos de muy baja complejidad y a poder ser balizados.

3.- La meteorología es un factor determinante para garantizar el éxito o el fracaso de una excursión de raquetas de nieve: en invierno y en la montaña tenemos una meteorología y climatología muy cambiante. En un día soleado en cuestión de minutos podemos encontrarnos con una espesa niebla que no nos permita ver más allá de 4-5 metros. O que de repente se ponga a nevar con fuerte intensidad. O que lleguemos a un lugar donde las fuertes ráfagas de viento no nos permitan continuar.

La meteorología en invierno es muy dura y aparte de conocerla, se debe saber cómo reaccionar y actuar en cada caso. Debemos estar preparados para el peor de los casos. Si no está en estas condiciones le recomendamos que le acompañe un guía especializado.

4.- Conocimiento del medio y del terreno en otras épocas del año: cuando vamos por encima de la nieve sólo vemos lo que hay por la superficie de esta nieve, pero es muy importante también lo que hay debajo. Tener conocimientos de esto te puede salvar de sufrir importantes incidentes. No es lo mismo progresar por encima de un prado de montaña cubierto de nieve que progresar por una zona rocosa donde el manto de nieve tapa los agujeros en los que podemos caer enteros. Los mapas no indican los tipos de terreno. El conocimiento previo de la zona es la única herramienta para evitar circular por zonas peligrosas.

5.- El estado de la nieve y los diferentes tipos de nieve: para aventurarnos en los Lagos de las Bulloses con raquetas de nieve e ir solos es imprescindible tener cuatro nociones básicas de los diferentes tipos de nieve y de su estado. No es lo mismo andar por una nieve dura, que por una nieve polvo, que por una nieve inestable, que por una nieve primavera. Cada nieve tiene sus inconvenientes y ventajas, pero estar claro que debemos conocerlas al detalle.

Y además siempre debemos tener presente que durante una excursión o travesía podemos encontrar diferentes tipos de nieve y también diferentes estados de la nieve a medida que va transcurriendo el día. Todo esto comporta poder progresar más rápido, más lento o realmente tener dificultades para progresar. Debemos saber leer la nieve y modificar nuestro itinerario sobre la marcha.

6.- El uso de los GPSs en las excursiones con raquetas de nieve: ¡el uso de estos aparatos es más peligroso que beneficioso para el senderista inexperto en montaña invernal! El uso del GPS con gente inexperta está comprobado que provoca gran cantidad de accidentes y pérdidas en la montaña. Es muy frecuente el hecho de descargarte un track por internet que han hecho unos excursionistas y querer seguirla, pero esto tiene un gran peligro!!!! La ruta que te descargas se realizó en unas condiciones concretas, con una meteorología concreta, con un grosor de nieve concreto, con un estado de la nieve concreto y con una estabilidad de la nieve concreta. Piense que con 24h de diferencia la nieve puede cambiar enormemente!!!! Son muchos los accidentes que cada año se producen por querer seguir un track y no tener ni conocimiento sobre nieve. Por tanto, nuestro consejo es que el uso del GPS es importante como una ayuda, como una herramienta más para guiarnos, pero NO puede ser IMPRESCINDIBLE. Debemos conocer el terreno, su estado y las posibles alternativas a tomar en caso de malas condiciones.

7.- Cuando planificamos una ruta debemos conocer los lugares de cobijo: pequeñas cabañas, pequeños refugios de pastor, pequeñas cuevas… Estos lugares por muy rudimentarios que sean nos pueden salvar de un gran problema en caso de condiciones extremas.

8.- Debemos tener nociones de primeros auxilios y de cómo actuar en caso de accidente. Tener un problema en la montaña en invierno no tiene nada que ver a tenerlo en el mismo sitio pero en verano.

Tener claro cómo debemos solucionar los problemas y cómo actuar en cada momento, puede evitarnos pasar situaciones de pánico.

9.- Ir acompañados de un guía en invierno es muy importante. NO os dejéis llevar por aquellos pensamientos “YO ESTO YA ME LO CONOZCO QUE LO HE HECHO MIL VECES EN VERANO”. Podríamos explicaros muchos casos de estos, de gente que con ese mismo pensamiento tuvieron problemas con una excursión en invierno.

PAQUETES RELACIONADOS