Vía Ferrata


Vía Ferrata, a vista de pájaro, grimpando con seguridad.

“¿Quieres disfrutar de las grandes vistas que tienen los grandes escaladores sin tener que ser uno de ellos? Las Vías Ferratas te dan la oportunidad de hacerlo sin ser uno de ellos.”

La Vía Ferrata es una ruta o itinerario que suele ser vertical por donde podemos llegar a zonas de montaña que su acceso es complicado para senderistas que no están familiarizados con la escalada.

Para poder realizar una Vía Ferrata es necesario material como clavos, pasamanos, cadenas, presas, puentes tibetanos y tirolinas, entre otros. Aunque parezca que no sea del todo seguro, cada Vía Ferrata dispone de un cable de acero a lo largo del recorrido de la vía, para poderse asegurar con el arnés y disponer de una seguridad total en caso de caída durante nuestro trayecto.

Se trata de un itinerario mayoritariamente vertical equipado con diferentes materiales que nos ayudan a progresar, des de sencillos escalones metálicos hasta sofisticados puentes y tirolinas; pudiendo disfrutar de la sensación de verticalidad y llegando a zonas no accesibles a la gente no habituada a la escalada. La seguridad va siempre a cargo del cable de vida, un cable metálico instalado a lo largo de todo el recorrido y al que siempre iremos atados.


  INICIACIÓN: Vía Ferrata Familiar:

  • Hay vías adaptadas para los más pequeños, aquellos que les gusta hacer el mono y trepar por todos lados, estarán encantados con esta actividad, a partir de 7 años.

  NIVEL MEDIO: Ferrata de Vallcebre:

  • Ideal para tener un primer contacto con las Vias Ferrades, se trata de una iniciación, aprendiendo el funcionamiento del material y con el soporte profesional que os apoyara en todo momento.

Dentro del Forfait Sensacions:


  • Familiarización con el material.
  • Práctica de las técnicas y progresión para el desarrollo de la actividad.
  • Recorrido de unos 45 min para la ferrata familiar.
  • Recorrido de 1h 30′ para la ferrata adultos.